Mié. Oct 5th, 2022
Krafttraining

Mucha gente piensa que sólo se puede hacer un entrenamiento de fuerza adecuado en un gimnasio. Pero esto no es cierto También es posible entrenar eficazmente y fortalecer los músculos en casa.

¿Qué es el entrenamiento de fuerza funcional?

El entrenamiento de fuerza funcional es una forma de entrenamiento de fuerza que se centra en los patrones de movimiento de la vida cotidiana y de varios deportes. Los ejercicios están diseñados para mejorar la coordinación muscular, la resistencia, la estabilidad y la flexibilidad. Los atletas de todos los deportes suelen utilizar el entrenamiento de fuerza funcional para mejorar su rendimiento. Incluso las personas que no practican un deporte específico pueden beneficiarse de esta forma de entrenamiento. El entrenamiento funcional puede ayudar a aliviar las articulaciones sobrecargadas o dolorosas y a mejorar la postura. Hay diferentes tipos de ejercicios funcionales, pero todos tienen algo en común: están diseñados para fortalecer y entrenar el cuerpo en su conjunto, en lugar de grupos musculares individuales. Muchos ejercicios funcionales utilizan su propio peso corporal como resistencia, lo que hace que sean relativamente fáciles de realizar. Otros ejercicios pueden realizarse con mancuernas u otros equipos. Algunos ejemplos de ejercicios funcionales son las sentadillas, las flexiones, los abdominales, las estocadas y los burpees. Estos ejercicios pueden incorporarse fácilmente a los entrenamientos diarios y ayudan a fortalecer el cuerpo de forma integral.

Ejercicios para todo el cuerpo

Mucha gente piensa que el entrenamiento de fuerza es sólo para los atletas profesionales. Pero esto no es cierto: si se realiza un entrenamiento de fuerza con regularidad, se puede mejorar la salud y la forma física. El entrenamiento de fuerza funcional es una forma eficaz de fortalecer todo el cuerpo. No sólo trabaja los músculos, sino también las articulaciones y los ligamentos. El entrenamiento también ayuda a mejorar la resistencia y a fortalecer el sistema cardiovascular. Algunos de los mejores ejercicios para hacer en casa son las sentadillas, el press de banca, los abdominales y las flexiones. Estos ejercicios trabajan todas las zonas musculares del cuerpo y son muy eficaces. Sin embargo, para un mejor entrenamiento, también debes tener en cuenta otras zonas del cuerpo. Por ejemplo, también debes entrenar los brazos y los hombros. Los ejercicios como las flexiones, los curls y los presses de tríceps son adecuados para ello. Si tienes un poco más de tiempo o decides hacer un entrenamiento más exigente, también puedes hacer combinaciones de ejercicios. Por ejemplo, puedes combinar sentadillas con press de banca o abdominales con abdominales. De este modo, puedes trabajar diferentes grupos musculares al mismo tiempo y hacer que tu entrenamiento sea aún más efectivo.

Consejos y trucos para un entrenamiento eficaz

Ponte cómodo

Túmbate en una superficie lo suficientemente blanda como para proteger tu cuerpo de las lesiones. La mayoría de la gente utiliza una esterilla o una toalla. Si no tienes ninguna de estas opciones, también puedes hacer ejercicio en el suelo. Asegúrate de que tu espalda se mantiene recta y no se hunde.

Calentamiento

Antes de empezar a hacer ejercicio, debes calentar. Esto le ayudará a preparar su cuerpo y a prevenir lesiones. Una forma fácil de calentar es correr en el lugar o estirar durante unos minutos.

Encontrar el ritmo adecuado

El entrenamiento de fuerza funcional no debe considerarse una competición. Debes intentar ir lo más rápido posible, pero asegúrate de hacer los ejercicios correctamente. Si quieres esforzarte, siempre puedes ir más rápido, pero asegúrate de que tu forma no se resienta.

Mantener la sencillez

No es necesario hacer cientos de ejercicios diferentes para entrenar con eficacia. Sólo tienes que elegir unos cuantos ejercicios básicos y centrarte en hacerlos correctamente. Algunas buenas opciones para los principiantes son las sentadillas, las flexiones y los abdominales.

Asegúrate de hacer los ejercicios correctamente

Antes de empezar con las pesas, asegúrate de conocer la técnica correcta. Aunque no utilices pesas, puede ser difícil hacer los ejercicios correctamente. Así que asegúrate siempre de que tu ejecución sea buena. Si no estás seguro, pregunta a otra persona o mira un vídeo.

Conclusión

El entrenamiento de fuerza funcional es una forma eficaz de mantenerse en forma en casa. No sólo ayuda a desarrollar los músculos, sino que también mejora la resistencia y la coordinación. Si realiza un entrenamiento de fuerza funcional con regularidad, notará rápidamente que se siente mejor física y mentalmente.